boletín 1020

Aplicación de las ciencias del aprendizaje en el diseño de un MOOC

Febrero 22, 2021153

Las autoras del estudio, Darcy Gordon y Mary Ellen Wiltrout, del MIT, proponen que las ciencias del aprendizaje aportan un marco de trabajo para el diseño de cursos masivos abiertos en línea, lo que permite lograr mayor rigor y efectividad. En 2019 ya Shah destacaba la gran heterogeneidad de los alrededor de 13,500 MOOC ofrecidos desde 2012, lo que lleva a una discusión acerca de su calidad.

La propuesta de Gordon y Wiltrout representa una aproximación ecléctica y sistemática al diseño instruccional a partir de prácticas de los enfoques conductual, cognitivo, del aprendizaje social y del constructivismo, que ilustran a partir del desarrollo de un curso de bioquímica. Presentan cinco tipos de recursos:

  1. estrategias pre-instruccionales: para preparar al aprendiz para abordar el material. Utilizan tanto objetivos de aprendizaje (así comunican las expectativas hacia el estudiante y promueven la transparencia en el curso) como organizadores visuales previos (para que el estudiante vea el material con anticipación, estructure su anotación y genere conexiones más profundas durante los videos). Los organizadores se acompañan de preguntas abiertas enfocadas a generar procesos metacognitivos en el aprendiz.
  2. contenido multimedia: para aportar información fundamental. Incluyen recursos como imágenes y videos para maximizar el involucramiento y minimizar la carga cognitiva. La idea es seguir los principios de aprendizaje multimedia (como coherencia, señalización, redundancia y contigüidad).
  3. evaluaciones formativas: para construir conocimiento. Incluyen la incorporación de múltiples reactivos, incluyendo quizzes dentro del video. En general, buscan también potenciar el involucramiento del estudiante. Permiten romper preguntas complejas en partes, lo que lleva al aprendiz a adaptar su aproximación con base en la realimentación inmediata que recibe. También hacen posible que haya un andamiaje para la construcción de conocimiento a partir de un modelamiento de soluciones y de realimentación detallada y específica.
  4. recursos de apoyo: para suplementar el aprendizaje, aunque no se requieran ni cuenten para créditos adicionales. Incluye la posibilidad de recursos que activan conocimiento previo. Puede tratarse de videos, ligas a sitios de interés, textos, gráficas, relativos a habilidades, técnicas y conceptos específicos, así como actividades de carácter auténtico. Al ser actividades que no inciden en calificación, pero permiten probar nuevas vertientes, pueden influir positivamente en la motivación y la autoestima.
  5. evaluación sumativa: representada por el examen final en el curso que ilustra este artículo y que incluye reactivos que abordan todos los objetivos del curso.

Las autoras concluyen que resulta relevante tomar decisiones de diseño de MOOC con base en evidencia, al tiempo de enriquecer la experiencia de los aprendices.

Gordon, D.C., Wiltroit, M.E. (2021). A framework for applying the learning sciences to MOOC design. Frontiers in Education, DOI=10.3389/feduc.2020.500481